Mi primera gran aventura

Mi primera gran aventura

Todo empezó en una tarde de Octubre en el salón de clase, cuando un amigo me invito a ir a unas cabañas con él y su familia, en ese momento me vinieron dos palabras a la mente; “AMIGOS-MATAMOROS”.

Hacia las cabañas
Me di a la tarea de buscar las cabañas a las que Jorge, mi amigo de la facultad, me había invitado. Las investigue, cotice en cuanto nos saldría el viaje, mande la información a todos mis amigos de Matamoros y les mencione que el viaje sería inolvidable y que deberíamos de ir. Conocía bien a mis amigos, sabía que les encantaría la idea y, así fue. Iríamos 20 personas.

El viaje sería en Diciembre, de Octubre a esa fecha ocurrieron un sinfín de cosas; 2 semanas antes del viaje faltaban 2 camionetas, una semana antes faltaba una camioneta, 2 días antes tuvimos las 3 camionetas que necesitábamos para viajar, camionetas, por que no podían ser carros.

Una noche antes de partir de Matamoros rumbo a las cabañas el clima cambio, empezó a llover y hacer un frio de 0°. Esa noche antes, retiraron el permiso de 3 de los que íbamos, y uno de ellos era quien ponía una de las camionetas. Estuve apunto de hablarles a todos y decirles que se cancelaba el viaje. No iba a viajar con la mitad del grupo, o íbamos todos o no íbamos nadie.

Sea como sea
Hable con el señor que nos rentaba las cabañas y me dijo que para aquel rumbo el clima estaba normal; nieve, frio y chubascos. Para nosotros eso no era normal evidentemente, en nuestra ciudad a nevado 3 veces en toda la historia (que yo sepa). Nuestras mamas tenían miedo, a mi por ejemplo estuvieron a punto de decirme que no fuera, de hecho sí lo hicieron, las palabras de mi madre fueron; “Yo no quiero que vayas, si te vas es bajo tu responsabilidad, y si algo pasa también será tu responsabilidad porque tú los alborotaste”. En ese momento si me sentí con mucha responsabilidad. Me dio miedo, la carretera iba a estar, según los pronósticos, peligrosa, no quería que nada nos pasara y por eso me estaba arrepintiendo, sabía que todos estaban muy entusiasmados por ir, si no íbamos no había manera de que nos regresarán el dinero, en realidad era lo que menos nos importaba, nosotros queríamos ir a como diera lugar, así que deje que las cosas tomarán su curso.

Los problemas con nuestros padres se solucionaron, nos dieron la bendición y salimos de Matamoros a las 8am, dos horas después de la hora que habíamos programado. La carretera a Monterrey estaba muy tranquila, afortunadamente no había llovido, estaba seca y no había tráfico, pero eso sí, hacia muchísimo frio.

El grupo
Terminamos hiendo 16 personas, 13 que ya íbamos juntos y 3 que teníamos que recoger en Monterrey. Llegamos sanos y salvos a Monterrey pero con la mala noticia de que la carretera que teníamos que tomar para ir a las cabañas estaba cerrada. La lluvia y el frio congelaron las carreteras, la cerraron y la abrieron al menos 3 veces hasta que nos dimos por vencidos, nos resignamos y decidimos quedarnos en Monterrey todo el fin de semana. Dos personas se regresaron  a Matamoros en una de las camionetas. Una hora después de su partida nos habla la mama de una de del grupo y nos dice que la carretera ya estaba abierta y que están en las cabañas, que si sí íbamos a llegar o si no que ella y su familia las ocupaban. En menos de 10minutos subimos todas las cosas a las camionetas, nos amontonamos 7 en una y 7 en otra y agarramos carretera. Íbamos casi a vuelta de ruedo, apretados, unos arriba de otros, con frio pero con toda la actitud para la aventura. Después de eso paso lo siguiente;

1.- Nos equivocamos de carretera, en lugar de tomar la de cuota, tomamos la libre.

2.- Nos paramos en un pueblo a tomarnos fotos con la nieve.

3.- Íbamos entumecidos.

4.- Se nos hizo de noche.

5.- Tuvimos que mentir un poco a nuestros padres porque si se enteraban que iban en carretera nos iban a regañar cuando llegáramos de vuelta a casa.

6.- Justo 2km antes de llegar a las cabañas, ya en terracería, en medio del bosque, de noche, a menos 4 grados, una de las camionetas se descompuso. Nos paramos. La mayoría se bajo a empujarla pero como era de subidita no avanzaba. Estuvimos unos 15minutos ahí. Diez personas puchando la camioneta y apenas y la pudieron mover. Cuatro nos quedamos en la otra camioneta. Yo manejándola (porque era la única de todas que podía manejar en terracería), otra porque tenía miedo, otra porque tenía asma y una última por que hacía un mes que la habían operado.

7.- A las 8:30pm llegamos sanos y salvos a las cabañas. Nos acomodamos 14 personas en una carabaña para 11.

8.- Las tuberías se congelaron y no salía el agua.

9.- Cuando por fin salió el agua, no había calentador.

10.- Hubo calentador,  tardo 4 horas en calentar el agua.

11.- Comimos huevo con jamón todos los días

12.- Alguien metió el jamón al congelador y evidentemente se congelo.

13.- La camioneta no tuvo arreglo así que tuvo que venir la dueña de la camioneta con una grúa para poder llevársela.

14.- Nos regresamos 10 personas en una camioneta

15.- Llegamos sanos y salvos a casa.

Bien, pues estos son todos los percances que ocurrieron en el viaje, tal vez les parezcan tontos, arriesgados, irresponsables, un poco de todo, y sí. La juventud en ocasiones no te permite medir el peligro de las coas, todo lo ves positivo, nos arriesgamos con mayor facilidad.

Estas fueron las cosas buenas que pasaron;

1.- Nos divertimos.

2.- Nos reímos todo el tiempo, inclusive cuando tuvieron que empujar la camioneta en medio del bosque a menos 4 grados.

3.- Convivimos.

4.- Vimos estrellas fugaces.

5.- Nos quisimos.

6.- Nos conocimos

8.- Nos confesamos.

9.- Aprendimos a sobrevivir al frio.

10.- Vimos, dos veces, un amanecer entre las montañas

11.- Compartimos.

12.- Nos relajamos.

13.- Nos enamoramos.

Tal vez fueron más los percances que tuvimos pero, la experiencia de viajar con tus amigos y vivir todo eso y, todavía querer hacer otro viaje, no lo cambiaría por nada.

En todos los viajes se aprende algo, yo aprendí que hay que disfrutar el amanecer…pues no puedes estar seguro si atardecerá. Una parte de mi se quedo allá, una parte de mi se quedo entre los árboles, el viento, las montañas, los olores. Una parte de mi se quedo…contigo.

PD. GRACIAS A TODOS POR HACER POSIBLE ESTE SUEÑO, IR POR PRIMERA VEZ A LA AVENTURA.

PD. CABAÑAS LOCALIZADAS EN LOS LIMITES MONTAÑOSOS DE ARTIAGA, COAHUILA Y RAYONES, NUEVO LEON, MÉXICO.

cada dia vivimos una

cada dia vivimos una aventura distinta...y tienes mucha razon samy este viaje fue una gran aventura para todos...me encanto tu redaccion...revivi todos y cada uno de los sentimientos del viaje.

..con lo que yo me quedo es que asi mismo la vida es una gran aventura que siempre se presenta con muchas dificultades y momentos decisivos en los que tienes qe arriesgarte y aprovechar las oportunidades que aparecen para poder lograr o llegar a la que sea tu meta. Pero lo mas importante es saber disfrutar hasta los momentos mas dificiles..aprender que son parte de nuestra aventura y que despues de todo sin ellos no nos quedaria el mismo sabor de boca al final de esta experiencia....

gracias por ser parte de mi aventura samy!! te quiero mucho!! y se qe aun quedan las mejores cosas por venir!! diosito te bendiga siempre!! un besote!!

La gran aventura es la que

La gran aventura es la que vivimos día a día.. gracias. xoxo.

María...siento decirte que

María...siento decirte que un amigo de España le arreglo unas cositas,
ya sabes...por eso de la mala ortrografía...=)
Te amo jajajaj

B.O.N.I.T.A

ke bonito samy.. me encanta tu publikacion . tienes toda la razon en kada palabra ke plasmaste aki..
me encata ser tu amiga.. i tenerte tan cerka!! .. nunka te alejes de mi!!! te adoroooo
i ia kiero ke se arme otro viajesini proximamente!!!
te kiero korazoon!! muakz!

Felicidades Preciosa

Que orgullosa me siento de ser TU MAMA....
HASTA GANAS ME HAN DADO DE VIAJAR CON ESA REDACCION TAN LINDA
....Tienes razon....LO MEJOR ESTA POR VENIR

TE AMO MI VIDA!!!!

Gran Nube de Constelaciones

Entre montañas los olores resultaron incofundibles, los amores irresistibles, la noche encantadora, el cielo la mejor cobija para cubrir el frío.

Una constelación como testigo, y un buen par de amigos...claro sin más falta el tequila que con su compaz hizo soñar la noche.

Gracias, me hiciste entender que las mejores cosas estan ahí, dónde uno no se da el tiempo de buscarlas.

¿Cómo olvide ese

¿Cómo olvide ese detalle?...
No hay que buscar...¿lo recuerdas?.
Las cosas que se vivierón, ya fuerón, ya pasarón...lo bueno, lo mejor...esta por venir.

tqm

Samy.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.