Bajo una Ceiba se hizo La Habana

En la capital de Cuba

Bajo una Ceiba se hizo La Habana

La sombra de Yaaxché fue cuna para el nacimiento de la capital de la Perla de las Antillas. Hoy un templo resguarda el representativo árbol y mantiene vivo el recuerdo de que allí, hace cerca de quinientos años, se fundó la Habana.

Casi cinco siglos de historia
En la Plaza de Armas de la Habana Vieja una frondosa Ceiba (Yaaxché en el idioma maya) puede contar la historia de una capital de casi quinientos años. A la sombra de este árbol tropical sagrado para los pueblos nativos de Centro-América, se fundó en 1519 la ciudad de San Cristóbal de la Habana; se celebró la primera reunión del cabildo (ayuntamiento) y también la primera misa, oficiada por el obispo Juan José Díaz Espada y Land.  El 19 de marzo de 1828 se terminó de construir un pequeño templo neoclásico que albergara el añoso árbol; una estructura inspirada en un monumento de la ciudad vasca Guernica. Dentro del templo se guardan hoy tres enormes óleos del pintor Jean Baptiste Vermay (fundador de la Academia de Bellas Artes de San Alejandro) con escenas de la historia de la Habana.

En 1918, como conmemoración del centenario de la construcción del templete, el entonces alcalde municipal de la Habana, Miguel Mariano Gómez y Arias y el arquitecto Evelio Govantes y Fuertes, restauraron el monumento y cercaron el rededor del mismo con el fin de protegerlo.  El majestuoso ceibo que se alza delante del templete no es el original, se debe haber sustituido unas 15 veces desde el siglo XVI.

Junto a el se encuentra la llamada “Columna de Cacigal”; una de las seis del frente de la edificación, que toma su nombre del gobernador que ordenó, en 1754, la construcción del templete. Al cabo de tanto tiempo lo más común es ver billetes de 5 y 10 pesos cubanos tirados en el césped ya que se ha convertido en una costumbre popular para los que visitan el templete, dejar dinero al pie del árbol después de haberle dado una vuelta caminando. 

Patrimonio del mundo
En diciembre de 1982, el Comité intergubernamental de la UNESCO para la protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural inscribió en la lista del Patrimonio Mundial el Centro Histórico de la Habana Vieja y sus fortificaciones coloniales. Un mes después, en 1983, se colocó dentro del templete y a la sombra de la misma Ceiba, una tarja que sirviere de testimonio público sobre el acuerdo que declara a esta ciudad una vez allí fundada, Patrimonio de la Humanidad.

habana

alexia, realmente La Habana es una ciudad increible. qué decir de la Habana Vieja, con sus calles llenas de vida. hay una cancion por aca que dice----- privilegio de viir en la ciudad donde nunca se duerme--- y es que esa es una de las maravillas de nuestra ciudad... a toda hora, la habana esta presente, dejando atonitos a sus transeuntes

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.