rocosas

Canadá, América del Norte

En territorio salvaje

Ante la imponente silueta de las interminables montañas Rocosas, emerge un territorio plagado de maravillas naturales... ¡y de osos! Anárquicas manadas de alces deambulan por las calles nevadas de Banff, una ciudad de la provincia canadiense de Alberta. En cada esquina, llamativos cárteles recomiendan a los viandantes no acercarse a menos de 100 metros de estos animales de frondosa y peligrosa cornamenta. La toma de este espacio urbano por los alces es tan sólo una muestra del enorme protagonismo que la naturaleza posee en el amplio territorio canadiense.