regalo

Hotel Meliá Hacienda El Conde (Tenerife)

Un tesoro dentro de un tesoro

Muy cerca, poderosas montañas. Al lado, extensiones de un verde hipnótico. Emergiendo en cualquier rincón, hercúleas rocas. Y, en su corazón, un edificio con alma colonial aderezado por el color turquesa de unas aguas que invitan a un viaje al infinito. Su fisonomía congrega los ingredientes necesarios para construir el refugio perfecto. Dicen que allí, residen la esencia de la paz, del sosiego y de ese particular (y necesario) viaje hacia la desconexión del mundanal ruido.