palabra

Tres palabras, cuatro letras

Los viajes son también palabras. Para vivirlos. Para contarlos. Aunque a veces, las confundimos. “Conocido” no es “amigo”. Ni “estar vivo” es lo mismo que “vivir”. Tampoco “turista” es “viajero”. Y si vas a “ir”, no te dejes engañar por lo aparente. Y recuerda siempre algo que yo aprendí solo: no es lo mismo “estar solo” que “sentirse solo”. Construye un horizonte con tus anhelos… y ve a buscarlo. 

¿Una imagen vale más que mil palabras?

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y quizá sea cierto, porque hay algunas imágenes, paisajes que parecen tener vida propia, que no hace falta decir nada más, basta con verlos para entenderlo todo, pero…