nostalgia

República Checa, Praga y Mucho más...

Como los demás países del centro europeo, por ejemplo  los “hermanos” Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría y Polonia, la República Checa tiene una larga historia. Son invasiones, conquistas, revoluciones y un régimen comunista que perdura por 41 largos años. Afiliada a la democracia solo desde 1989 mediante una “Revolución Blanca”, hoy, la antigua Checoslovaquia mantiene un régimen parlamentario, y, sobre todo, avanza increíblemente rápido hacia el progreso. Integrada a la Unión Europea desde 2004, “se da el lujo” de mantener su moneda  hasta los días de hoy (corona checa, Kč), lo que le asegura cierta ventaja ante las demás naciones de la UE o, por lo menos, cierta autonomía.