lagos

Chiapas (México)

El incansable amor por la ruta

Hay personas que viajan por placer. Otras por trabajo. Muchas se ven obligadas a emprender el viaje para buscar una vida mejor… Algunos, probablemente los más afortunados, ni siquiera nos planteamos por qué lo hacemos. Viajamos empujados por una necesidad intrínseca, para crecer por dentro; espoleados por una especie de fuerza interior que nos impulsa a hacer las maletas cada cierto tiempo y salir al encuentro del camino una y otra vez, o como hubiera dicho Ernesto “Che” Guevara, movidos por “el incansable amor por la ruta”.