La Tatacoa

La Tatacoa, Colombia

El desierto que no lo era

Mi llegada fue en un jeep destartalado y viejo que hallé en la plaza central de Villavieja, del pueblo hasta el lugar donde comienza el desierto se tarda  en llegar aproximadamente 15 o 20 minutos. Una vez puse los pies en tierra divisé un territorio inhóspito y silencioso color ocre, con vegetación y formaciones muy particulares causadas por la erosión que le daban una apariencia  única. Olía a polvo, a tierra seca, mi ropa estaba empapada en sudor, el aire era caliente, no cabía duda había llegado a uno de los escenarios naturales más sorprendentes y atractivos de Colombia “El desierto de la Tatacoa”.