Fisterra

Cabo Fisterra

Viaje al fin del mundo

Si hay una costa en Europa marcada por la tragedia ésa no es otra sino la Costa da Morte, situada en la fachada atlántica de Galicia. Agreste y robusta resiste, cada día, a cada hora, las duras embestidas de un bravo océano Atlántico que al tocar tierra no entiende de amistades. Sus acantilados han sido testigos de la friolera de más de ciento cuarenta naufragios en los últimos cien años. Petroleros, galeones y pesqueros siembran los fondos de una costa en la que una noche de temporal puede llevarse consigo más de una vida. Si la realidad es ya de por sí macabra no menos lo es la leyenda. Una leyenda que tiene en su haber el nacimiento de la figura de los “raqueiros”, una versión local de los piratas que según cuentan eran capaces de hundir un barco para hacerse con su botín.