Extremadura

Belvís de Monroy (Cáceres)

Historia de unos pies descalzos

El 23 de mayo de 1524 desembarcaron en Veracruz, México, doce frailes franciscanos provenientes de Belvís de Monroy, un pequeño pueblo de Extremadura. Su misión era evangelizar el Nuevo Mundo sin el uso de la violencia. Pronto causaron simpatía entre los nativos americanos, porque al igual que ellos, estos hombres caminaban descalzos. Ahora, la localidad extremeña pretende difundir esta historia a través de una representación teatral en el convento en el que habitaron.