Una prueba de madurez

Carta de una Erasmus - Entrega 6

Una prueba de madurez

Lo primero que te pregunta un italiano es: “¿Eres una estudiante Erasmus”. Lo segundo, sin esperar respuesta, es decirte: “Entonces, ¿todo el día de fiesta y bebiendo?”


Esa es la imagen que los italianos tienes de los estudiantes españoles. Probablemente, mejor dicho seguro, hay Erasmus que salen de fiesta ocho de cada siete días y que viven una Erasmus totalmente nocturna, como los hay que viven una Erasmus más recatada y diurna. Pero también hay términos medios, Erasmus que compaginan lo que ofrece el día y lo que ofrece la noche.

Ser estudiante Erasmus es estar en otro país, más o menos similar al tuyo, más o menos diferente, es empaparte de otra cultura, de otra forma de vida, de otros horarios, de otra gastronomía. Es aprender otra lengua, estudiar otro idioma, comunicarte con él, integrarlo: leerlo, escucharlo, palparlo, utilizarlo. Ser estudiante Erasmus sigue siendo ser estudiante, y por lo tanto, estudiar, aplicarte, sacarte la carrera, no sin aceptar –de acuerdo–, que en principio, las facilidades que te dan por ser Erasmus son mayores.

Ser Erasmus es conocer a un montón de gente, es relacionarte con personas procedentes de muchos países, es estar muy activo, es viajar, descubrir y sorprenderte, es ampliar horizontes, miras, ideas de partida...

De lejos dicen que se ve más claro


Es cierto que ser estudiante Erasmus es una experiencia enriquecedora, y es cierto que, en la mayoría de los casos, es una vivencia divertida y diferente, en la que lo pasas realmente bien y en la que disfrutas. Pero eso no quita para que no comprendas, especialmente en unos días más que en otros, que estar de Erasmus es sobre todo una forma de madurar, de comprender, de hacerte adulto.

Hay una antigua canción de Joan Manuel Serrat que a mí me recuerda a algunas de estas sensaciones: “De lejos dicen que se ve más claro que no es igual quien anda y quien camina, yo supe que el amor tiene ojos verdes, que cuatro palos tiene la baraja, que nunca vuelve aquello que se pierde, y la marea sube y luego baja. Supe que lo sencillo no es lo necio, que no hay que confundir valor y precio, que un manjar puede ser cualquier bocado, si el horizonte es luz y el rumbo un beso”. Creo que lo dice todo.

La noche y el día


Antes de venir, una compañera de piso me decía: “Yo sólo me iría de Erasmus si quisiera huir, alejarme de todo”. Pero en mi opinión, esa es una forma de viajar más inútil, más ingenua. Si huyes te persiguen porque te llevas a ti mismo en la maleta. Viajar no es huir, o no necesariamente, puedes querer irte y querer continuar manteniendo en su sitio las cosas y la gente que te importan. Por eso ser estudiante Erasmus es también echar de menos y no saber cómo resolver esas emociones, es sentir que te pierdes cosas. Es comunicarte en la distancia a trompicones y no saber expresarte, es, a veces, hacer daño a las personas que más quieres y no saber luego cómo pedirles perdón. Es impotencia, es crueldad, es amor.

Una de las súperamigas está planteándose no continuar su Erasmus, volverse a casa. Ser Erasmus, a veces, es sentirse perdido. Dicen que esas sensaciones forman también parte de la Erasmus, especialmente en los dos primeros meses, en el tiempo de integración y adaptación. Dicen que igual que aprendemos a compaginar la noche y el día, aprendemos a entrelazar los momentos de subidón, excitación, emoción y felicidad, con los momentos de confusión, añoranza y desconcierto. Por todo eso, ser Erasmus es sobre todo una importante prueba de madurez.

No podría estar más

No podría estar más deacuerdo con tu reflexión.

En mi caso he comenzado hace poco Periodismo en Barcelona, siendo yo de Galicia. Y muchas de las emociones que describes en tu artículo las comparto.

Un saludo y disfruta en Italia.

Rubén

(...)

Muy linda tu reflexión, Patricia.
Abrazos desde el otro lado del Atlántico.
Y.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.