San Petersburgo a través del Metro

Rusia

San Petersburgo a través del Metro

Son muchos los nombres que recibe. Considerada la capital intelectual y cultural de Rusia, ha sido denominada como "La Palmira del Norte" o "La Venecia del Norte", por el parecido que guarda con la ciudad italiana gracias al zar Pedro el Grande, cuyo objetivo en el siglo XVIII fue convertirla en "la ventana de Rusia hacia el mundo occidental".


Junto a una ubicación estratégica en la costa del mar Báltico, San Petersburgo ha destacado por su tolerancia religiosa, cuya arquitectura no sólo responde a la confesión ortodoxa, sino que alberga templos de otras creencias. Su centro histórico, además, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990. Posee el Metro más profundo del mundo, creado en 1955, y que conecta a sesenta y tres estaciones, organizadas en un total de cinco líneas. La decoración majestuosa a base de mármol, mosaicos y esculturas continúa la línea de otras ciudades como Moscú, cuyas instalaciones fueron concebidas como "palacios para el pueblo".  

Para conocer el laberinto de monumentos y amplias avenidas de la ciudad de los zares, y ofrecer al viajero una forma diferente de descubrir el destino a través del Metro, han viajado Alba Roldán, Aleida Salmerón, Anastasia Ovcharova, Cristina Knight, Margarita Codina y Raimon Moreno, alumnos de la IV Edición del Máster en Periodismo de Viajes, de la Universidad Autónoma de Barcelona, en el marco de su proyecto final. Como preludio al viaje realizado, los estudiantes han elaborado la siguiente cápsula sonora, titulada "San Petersburgo a través del Metro", en la que han trabajado la construcción sonora del viaje.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.