Donde el sol mira con otros ojos

Cabo de Gata (Almería)

Donde el sol mira con otros ojos

No es necesario un mes de holganza para disfrutar de generosas vacaciones. No es imprescindible viajar a la otra punta del mundo para gozar de exóticas playas. Al sur de nuestro país, la emblemática Andalucía nos ofrece, entre sus fronteras, paraísos desconocidos. La provincia de las sevillanas y el “pescadito” frito es la Comunidad más extensa y meridional de la España peninsular.

Cártel del parque.Almería, donde el sol pasa el invierno
Con una superficie de 87.268 km², Andalucía cuenta, entre sus riquezas naturales, con las cumbres más altas de la Península Ibérica en Sierra Nevada,  extensos humedales, espesos y umbríos bosques, desiertos volcánicos e interminables kilómetros de costa.A menos de una hora en avión y ocho en coche de la capital condal, Andalucía alberga, en su parte más desértica, Almería, provincia costera y portuaria española. En ruta, el cambio de paisaje y el intenso calor nos confirma que vamos por buen camino: los verdes y frondosos bosques de la parte alta abren paso a los cardos borriqueros, las rías secas y las áridas montañas de la zona este andaluza. Al este de Almería se encuentra el famoso parque natural de Cabo de Gata. El primer Parque Natural marítimo-terrestre de Andalucía, abarca los municipios de Almería, Níjar y Carboneras.

Carboneras, la mar divina
Carboneras, pueblo pesquero de Almería, lugar idóneo para disfrutar de la naturaleza y las costumbres andaluzas. Y es que, en esta aldea de casitas blancas a orillas del mar,  parece que los años no pasen: calles sin dirección ni señalización, moteros sin casco y tradición pesquera siguen igual año tras año. A esta “anarquía popular” añadir la alegría, las fiestas, las buenas tapas y sobre todo la playa y el descanso, donde la desconexión con la rutina es tajante. El pueblo que vio nacer a Encarna Sánchez recoge 16 km de playas. La más conocida, sobre todo el verano pasado, ya que fallecieron dos jóvenes víctimas de sus peligrosos movimientos marítimos durante el mes de agosto, es la Playa de los Muertos: una línea recta interminable que nada tiene que envidiar a las costas de Hawai; un rincón extraño, bello;  sencilla y domable en apariencia, amenazadora y poderosa en realidad. La carretera no llega a su orilla, haciéndose obligatoria la bajada por una suave trocha que se adueña de nuestras vistas y nos plantea su magia.

Una playa diferente.Un puente de tres días es suficiente para disfrutar de la formidable naturaleza de Cabo de Gata. Y es que, el sol mira con otros ojos a nuestros vecinos del sur.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.