El viaje de los “33”

San Isidro – Buenos Aires (Argentina)

El viaje de los “33”

Un río que une, también divide. Las aguas que discurren por las cuencas que el tiempo y la fuerza hídrica forjo, serán siempre testigos implícitos de la historia. A pocos días de cumplirse un nuevo aniversario de un viaje y del inicio de una gesta emancipadora que daría origen al movimiento liberador de la Banda Oriental, la realidad actual nos empuja a pensar y recuperar el sentido y la memoria en beneficio de los proyectos futuros de Argentina y Uruguay.

MonumentoLa calle y el arroyo
Un domingo cualquiera. Calle 33 Orientales y Arroyo Sarandí. Bajo de San Isidro. El cielo empieza a cubrir su celeste profundo con pinceladas de algodón blancuzco. Ya es la hora del mate y los bizcochos, la hora del paseo tradicional, de la vuelta y del recorrido en bicicleta. Algunos más avezados, traen sus equipos, otros improvisan con los recursos naturales que disponen a su alrededor. La pesca es una costumbre, y el día amerita continuar esa tradición imperturbable. A pocos metros se encuentra la desembocadura del Río de la Plata. El gran brazo que recorre provincias y divide países.

Un poco de historia

Un 11 de abril de 1825, partió desde el antiguo Puerto Sánchez, una expedición libertadora, dirigida por el brigadier Juan Antonio Lavalleja. El objetivo, desalojar a los portugueses que habían ocupado el territorio nacional oriental. La tripulación compuesta en su mayoria por emigrantes orientales y cinco argentinos que quiso la historia convertirlos en los 33 valientes que surcaron los irregulares riachos del Delta, eludieron a las escuadrillas enemigas y llevaron adelante su plan.

DetalleLos 33 orientales desembarcaron el 19 del mismo mes en la playa de la Agraciada. En la Banda Oriental obtuvieron el respaldo de un contingente de libertadores y de la población de la campaña que les esperaban para afrontar la batalla. Poco a poco toda la provincia se fue alzando en armas contra la ocupación brasileña, sumando fuerzas desde las distintas provincias lindantes, dando ejemplo de la ausencia de distinción de nacionalidad entre los nativos de las regiones cercanas al Río Uruguay.

La fuerza de avanzada del general Lavalleja fue sorprendente para el Imperio del Brasil. Las victorias en Rincón de las Gallinas y sobre las tropas gaúchas riograndenses, vistieron a la expedición con los laureles de una hazaña donde unos pocos serán recordados por muchos.

MonumentoEl monumento a los “33 Orientales”

Para cualquier visitante foráneo, el lugar puede resultar una mezcla de recreo y espacio de descanso, pero  un objeto que destaca por sobre el entorno del paisaje, denota un hecho histórico. El hito que conmemora la epopeya libertadora de un grupo de Orientales y Bonaerenses, que partieron del Puerto Sánchez (antiguo puerto de San Isidro) para rescatar a la Banda Oriental del dominio del Imperio del Brasil.

Una construcción con forma romboide, representa en sus dos caras la gesta que tuvo su origen en ese mismo lugar. Una inscripción recuerda la partida de los Orientales en busca del honor. Del otro lado, una imagen simboliza en una escultura la voluntad y fuerza de los viajeros emancipadores.Un recuerdo, un lugar, un momento. El origen de un pueblo que tuvo su patria en Buenos Aires, y que dio luz al pensamiento de soberanía y de búsqueda de su libertad. 

A great experience in a

A great experience in a wonderful place is worthwhile.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.