Redescubrir París

París (Francia)

Redescubrir París

Vuelvo a escribir, de nuevo, desde un aeropuerto. De nuevo, por fin. Han pasado 2 meses desde mi ultimo viaje y el deseo de salir ya me estaba ahogando

Hoy, por eso, tengo una sensacion extraña, diferente. Ha sido un viaje fortuito, sin premeditación alguna, de esas locuras que nos podemos permitir de vez en cuando. Pero no será un viaje completo. he dejado una parte de mi en casa. Aún así, estoy aquí, en la nueva y luminosa terminal de Barcelona.

Delante de una puerta que anuncia mi próximo destino: París. Un París que ya pisé en varias ocasiones... estoy entrando en una época en la que no sólo necesito ver cosas nuevas, sino volver a lo conocido para redescubrirlo. Cuando estube en la ciudad de la luz, hace 4 años con grandes amigos, recorrí una particular "Ruta de Amèlié": les 2 moulins, el tiovivo del parque del Sagrado Corazón, Montmartre, la fruteria preferida de Amèlie, la cabina fotográfica de la estación de trenes... Subí hasta lo alto del Arco de triunfo para maravillarme de las grandes avenidas que forman una estrella entorno a él. Una estrella, nuevamente, me persigue.

Caminé por los infinitos pasillos del Louvre, expectante ante tanto arte, boquiabierta ante la "gran Mona Lisa" (un tanto pequeña para mi gusto). Probé el caro café a orillas del Sena viendo NotreDame e imaginando qué extraña criatura me estaría observando entre gárgola y gárgola. Vi el Chat Noir, el Moulin Rouge y el ambiente bohemio parisino. Ahora vuelvo con fotografias semidifuminadas en mi mente. Esperando volver habiendo recoloreado estos cuadros con pinzeladas gruesas y fuertes. Estoy nerviosa ante mi reencuentro con la ciudad de la luz.

Espero que desplegue toda la magia que recuerdo de esa primera vez. Bon voyage, me dicen las azafatas. Bon voyage e benvenue a Paris!! pienso yo.

Hola Mireia; Yo también me

Hola Mireia;

Yo también me he perdido en varias ocasiones por las empinadas calles de Montmatre, por los eternos pasillos del louvre...a mi también me pareció pequeña la Mona Lisa.

En los viajes me pasa como con los libros: prefiero no repetir destino (para seguir conociendo otros). Pero, con Paris, me ocurre como con las buenas obras...no me canso de admirarla.

Gracias por hacernos viajar de nuevo a esta mágica ciudad, donde la bohemia dorada sigue viva.

Saludos desde Monterrey;
Lara