La Gràcia de los Graciencs

Guías BCN

La Gràcia de los Graciencs

Queridos viajeros, prestad atención porque os vamos a contar la historia de un pueblo que ya no existe, devorado por Barcelona. Era un pueblo de campesinos, con callejuelas estrechas que aún se conservan. El pueblo creció con la llegada de numerosos trabajadores artesanos, aunque la Vila de Gràcia seguía siendo un lugar tranquilo y rural.


Por aquella época había tres conventos, uno de éstos dedicado a Nuestra Señora de Gracia, y en un libro señala que ya en 1697 aparecía en un mapa francés con el nombre de Notre Dame de Grace, y ése es el origen del nombre de este pueblo. Si os fijáis, veréis que en su escudo aparecen tres lirios blancos sobre fondo azul, éste es el símbolo de la pureza de la Virgen María.  

Fue pasando el tiempo y algunos barceloneses que se lo podían permitir comenzaron a venir a Gràcia para pasar el verano y disfrutar de su tranquilidad. Hasta que llegó la industrialización, fue en el siglo XIX, según nos contó la profesora de la escuela de adultos. Los empresarios se fijaron que en Gràcia, en las proximidades de la ciudad, había mucho terreno sin construir y decidieron montar aquí industrias, especialmente para la elaboración de textil.  

Adéntrate en uno de los barrios más populares y con más encanto de Barcelona, en el siguiente recorrido por callejones, plazas y rincones donde descubrirás en el documento adjunto, la historia y el espíritu "gracienc". Una guía elaborada por Xana Sandoval, César Burotto, Berenice Ceballos, Raquel Utrera, Laura García-Barrios y Elena Ruiz, alumnos de la IV Edición del Máster en Periodismo de Viajes, de la Universidad Autónoma de Barcelona.