Una vez

Una vez

Dicen los estudios que solo nos enamoramos una vez. Solo una vez. En toda la vida. Una única vez. Y también dicen los estudios que crecen los divorcios, que se rompen más parejas y que, cada vez, sabemos convivir menos y peor con nuestra soledad. 

 

undefined

Nada nos basta. Esperamos siempre algo más. Nos desesperamos más rápidamente. Anhelamos lo que no existe. Ansiamos aquello que no sabe de urgencias ni prisas. Sufrimos ante los silencios. Y esperamos el desenlace de un guión que ni diseñamos ni escribimos nosotros. Entonces lo entiendes. Quizás esto pasa porque nos creímos los estudios –objetivos y racionales– que decían que en la vida solo nos enamoramos una vez.

 

P.D.: “Uno no se enamoró nunca, y ése fue su infierno. Otro, sí, y ésa fue su condena”. (Robert Burton).

 

Imagen: Vladimir Kush. "Llaves". 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.