Tres palabras, cuatro letras

Tres palabras, cuatro letras

Los viajes son también palabras. Para vivirlos. Para contarlos. Aunque a veces, las confundimos. “Conocido” no es “amigo”. Ni “estar vivo” es lo mismo que “vivir”. Tampoco “turista” es “viajero”. Y si vas a “ir”, no te dejes engañar por lo aparente. Y recuerda siempre algo que yo aprendí solo: no es lo mismo “estar solo” que “sentirse solo”. Construye un horizonte con tus anhelos… y ve a buscarlo. 

undefined

Hay un viaje que muchos no se atreverán a hacer. Y “ese” es justo el más importante. Lo evitamos con promesas de palabras. Y -fíjate- hay tres palabras de cuatro letras que no deberíamos nunca olvidar (tampoco, confundir). Una habla de “vida”. Otra, de “amor”. 

 

 

(La otra eres tú).

R.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.