Manual básico para convivir con idiotas

Manual básico para convivir con idiotas

Lo ideal sería no verlos, pero la vida los pondrá, tarde o temprano, en tu camino. Puede que por un día. Puede –lamentablemente– que por un tiempo más largo. En el peor de los casos, toda la vida. Son los idiotas. Y son muchos. Si te pasara, quizás te sirva este improvisado y breve manual…


No pierdas el tiempo 
No pierdas el tiempo en hablarles. No escuchan. No pierdas el tiempo en hacerles ver. No ven. Tampoco en argumentar. Su argumento es su ego sumado a su idiotez. No servirá de nada que trates de razonar. Solo les vale que les des la razón (aunque, casi siempre, no la tengan). Aunque estén muy errados. Pero de eso nunca se dan cuenta. No lo olvides: Son idiotas.

Diferencia
No les dedique más atención de la que merecen. Que debería ser nada. Y recuerda que dicen que en la vida hay que saber a quién sonreírle y a quién llorarle. No todo el mundo merece ambas cosas.

 

(P.D.: Cualquier coincidencia con la realidad no sería una coincidencia. Ya sabes, la ficción suele superar, a veces, a la realidad. Y la realidad, muchas más veces, es una mera ficción).

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • No se admite ninguna etiqueta HTML
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Responde a la pregunta para validar el envío.